PREPARA TU ORGANISMO PARA UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

En general se puede decir que una alimentación saludable es aquella que le proporciona al cuerpo los nutrientes que este necesita para el buen funcionamiento del organismo, prevenir enfermedades, conservar y mantener una salud optima, minimizar el riesgo de enfermedades, es por ello que en la alimentación diría debe ir implementada la ingesta de la cantidad adecuada de frutas, verduras, legumbres, leche, carnes rojas, pescado, pollo, aceite vegetal, cereales que aporten al organismo suficientes nutrientes y vitaminas, tales como la quinoa Andean Foods, el amaranto, el arroz, salvado de avena, entre otros, si logramos una alineación correcta de dichos alimentos, se puede decir que estamos en lo correcto al momento de alimentar a nuestro organismo; también es vital resalta que todo habito de alimentación saludable debe estar acompañado de espacio para ejercitar nuestro cuerpo, ya sea por medio de algún deporte de interés, asistiendo al gimnasio o alguna actividad física.

¿Cómo saber qué tipo de nutrientes estamos aportando a nuestro organismo?

Para ello debemos tener en cuenta que los alimentos se clasificas en dos grupos:

  • Los Macronutrientes: los cuales son las grasas, los carbohidratos, y las proteínas.
  • Los Micronutrientes: que son las vitaminas y minerales.

A continuación, se clasificará cada uno de los alimentos y su aporte nutricional.

Macronutrientes


Grasas

Las grasas además de ser una fuente de proteína para nuestro cuerpo y organismo, es la encargada de proporcionarnos los ácidos grasos esenciales, ya que nuestro organismo nos los fabrica por si solos, y son importantes para mantener con vida nuestras células.

Se debe tener en cuenta que no todas las grasas son favorables para nuestro organismo, aquellas que puedes consumir, son la de origen vegetal, preferiblemente, de oliva, semillas de girasol, maíz, soja, existen también grasas de origen animal, tales como la que proviene de los peces, entre otros.

También es importante adicionar que todo en exceso no es lo adecuado para nuestro organismo, ya que el consumo continuo de las grasas provoca que el colesterol “malo” se eleve, por tanto, aumenta el riesgo de enfermedad coronaria, obesidad, diabetes, entre otras.


Carbohidratos

Hacen parte de la principal fuente de energía en nuestra alimentación diaria, ya que funciona como reserva energética para desarrollar nuestras labores diarias, mantener la temperatura corporal, ayudar a la digestión y asimilación de otros alimentos.

Se pueden clasificar en carbohidratos simples o complejos;

  • Carbohidratos simples: los cuales se pueden encontrar de forma natural en la caña de azúcar, remolacha, y miel, o pueden ser añadidos en forma de azucares, como por ejemplo productos industrializados o de pastelería.
  • Carbohidratos complejos: se encuentran en alimentos tales como el arroz, la papa, la yuca, el ñame, plátanos, entre otros.

También es aconsejable consumir de manera moderada, pues el exceso o combinación inapropiada, -resaltando los carbohidratos complejos- puede ocasionar sobrepeso – obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas, por otro lado, si no se tiene un balance adecuado produciría desnutrición o bajo peso.


Proteínas

Las proteínas son moléculas formadas por aminoácidos, los cuales son los encargados de la formación de células y tejidos en nuestros órganos y a nivel general en nuestro cuerpo, también son responsables de la formación de anticuerpos y algunos neurotransmisores. También son esenciales durante el periodo de crecimiento, embarazo, lactancia y recuperación de enfermedades, por ende, es recomendable consumir alimentos ricos en proteína para así ayudar a nuestro cuerpo en cualquier periodo antes mencionado.

Las fuentes de proteína pueden provenir de algunos vegetales tales como, leguminosas (frijol, lenteja, garbanzo, alverja), nueces, frutos secos, quinoa Andean Foods, entre otros.

También para este alimento se recomienda el consumo adecuado de proteínas, ya que puede ocasionar numerosas enfermedades como trastornos cardiovasculares, sobre esfuerzo de los riñones lo que lleva a cálculos renales, osteoporosis, daño en el hígado, entre otros.


Micronutrientes

En este punto hablamos de los minerales y vitaminas.

Hierro: es uno de los componentes que se encuentra en la hemoglobina (presente en los glóbulos rojos) y la mioglobina (presente en el músculo) encargadas de transportar el oxígeno. Los alimentos que contienen hierro son carnes, hígado, vísceras, leche, huevos y alimentos de origen vegetal. La combinación de alimentos fuentes de hierro con el consumo simultáneo de alimentos fuentes de vitamina C (guayaba, naranja, cítricos) aumenta de manera importante su absorción.

Calcio: se encuentra presente en diferentes tejidos del cuerpo como las neuronas y la sangre, el líquido entre células, los músculos, entre otros. Es necesario para mantener y desarrollar huesos y dientes sanos, para relajar músculos, vasos y arterias sanguíneas, para secretar hormonas y enzimas. Las fuentes de calcio que tienen mejor absorción son los derivados lácteos como leche, queso, kumis y yogurt, y tienen un mayor efecto cuando son combinados con alimentos fuentes de vitamina D, como aceite de hígado de res, atún o salmón.

Yodo: hace parte de las hormonas tiroideas que controlan el buen funcionamiento del metabolismo el cuerpo. Es importante para el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del feto y se encuentra en la sal yodada y en productos de origen marino como pescados y mariscos.

Zinc: indispensable en el crecimiento y desarrollo normal, en la reproducción y el funcionamiento del sistema inmune, en la cicatrización de heridas, y en la mejora de los sentidos del gusto y del olfato. Los alimentos fuente de proteína también son buena fuente de zinc: carne de ternera, pollo y cerdo, ostras, leche, queso, nueces y leguminosas.

Vitamina A: mantiene el funcionamiento del sistema inmune, la piel, los ojos y su visión, contribuye a la reparación de las vellosidades intestinales y el tejido pulmonar. Su consumo está relacionado con la prevención de infecciones. Se encuentra en alimentos de origen animal como carne, hígado y vísceras, en frutas y verduras de color naranja y amarillo como ahuyama, papaya, melón y tomate, entre otros.

Vitaminas del complejo B: participan en la digestión y la absorción de los carbohidratos. Son parte de este grupo la tiamina, la riboflavina, el niacina y el ácido fólico. Éste último se destaca por su función y necesidad, ya que cuando hay bajos niveles en el organismo se afectan los glóbulos rojos, las células intestinales y se desarrolla anemia. Esta vitamina debe ser consumida en mayor cantidad durante el embarazo para evitar problemas de formación del sistema nervioso en el feto. Las hortalizas de hojas verdes y oscuras, las leguminosas como frijol, lenteja y arveja, así como frutas son fuente de ácido fólico.

Vitamina C: ayuda en la producción y mantenimiento del tejido conectivo del cuerpo (huesos, dientes, piel, y tendones), en la cicatrización de heridas y tiene funciones antioxidantes. Todas las frutas y verduras son buena fuente de vitamina C.

Colesterol: bueno y malo

El 70% del colesterol que circula en nuestro cuerpo es producido por el hígado, el otro 30% debe ser aportado por la alimentación, pero aportes mayores producen daños a la salud. Existen 2 tipos de colesterol:

Colesterol LDL:  conocido como colesterol malo, tiene un efecto nocivo en el organismo ya que aumenta el riesgo de obstrucción de las arterias del corazón, predisponiendo a las personas a padecer enfermedades cardiovasculares como el infarto o el accidente
cerebrovascular.

Colesterol HDL: llamado comúnmente colesterol bueno, tiene un efecto protector contra enfermedades cardíacas y evita el aumento del colesterol LDL en sangre.

Los alimentos fuentes de colesterol son la yema del huevo, el hígado de res, los riñones, la piel de las aves, el chicharrón, las salchichas, el jamón, la morcilla, la manteca de cerdo, el chorizo, los quesos cremosos, la crema de leche, la mayonesa y la mantequilla, entre otros alimentos de origen animal.

By | 2019-10-16T18:12:22+00:00 octubre 16th, 2019|Categories: ¿Sabias que?|Tags: |